Eureka. Diario de Gauss

Eureka. Diario de Gauss
Todo número es suma de tres números triangulares

jueves, 23 de enero de 2014

Lamento de un matemático

En el año 2008, cuando coordinaba la sección "Las matemáticas en las aulas de secundaria" de la Gaceta de la RSME (Real sociedad Matemática Española) publiqué en esa sección el Lamento de un matemático como un grito para reivindicar un cambio radical en la enseñanza de las matemáticas. Ahora y tras vislumbrar los nuevos cambios que nos trae la LOMCE tiene aún más actualidad que entonces.
 Lamento de un matemático 
El lamento de un matemático es un artículo extraño y sorprendente. A pesar de ser un clásico, y de haber supuesto un auténtico bombazo en el mundo de la educación matemática, en Estados Unidos primero y después en todo el mundo, su autor, Paul Lockhart, nunca lo publicó. Sin embargo, a los pocos meses de nacer —en el año 2002— corría como la pólvora entre los círculos de profesores de matemáticas más sensibilizados por los contenidos de esta materia en la enseñanza primaria y secundaria. Paul Lockhart había dejado la enseñanza universitaria y, desde el año 2000, es profesor de matemáticas en la Saint Ann’s School en Brooklyn, Nueva York, donde da clases a alumnos de secundaria subvirtiendo el orden establecido, según sus palabras.
El artículo es una crítica radical y profunda a los contenidos de matemáticas que se enseñan y a la forma de enseñarlos en la educación primaria y secundaria. A pesar de sus seis años de existencia, no ha perdido actualidad, y menos aún en nuestro país sometido a cambios curriculares, al menos de forma, cada pocos años. Lockhart se atreve a decir alto y claro que las matemáticas que estamos enseñando no son las que necesitan los ciudadanos del siglo XXI y que urge un cambio radical no sólo en la forma de enseñar matemáticas sino también en las matemáticas que se enseñan.
Un cambio hacia al futuro, no un cambio mirando a un pasado de hace 50 años, como pretende el sr. Wert.

Profesores: que os haga reflexionar sobre lo que hacemos con las matemáticas en nuestras clases. Nunca es tarde para cambiar.
Lo podéis leer aquí.   Lamento de un matemático

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada